BLOGAZO DEL COMIC
Búsqueda personalizada

martes, 24 de agosto de 2010

FAHRENHEIT 451: NUEVAS NOVELAS GRAFICAS DE EDICIONES DE LA FLOR

Por Graciela Melgarejo de LA NACION

Los lectores de El Tony o de D´Artagnan sabrían de sobra de qué se trata, salvo que a estas historias contadas con dibujos y textos muy cortos aquí, en la Argentina, se las llamó siempre "historietas". Para los españoles y algunos lectores nuevos, ahora son "novelas gráficas". El género está creciendo no sólo en títulos sino también en temas, y no parece una mala idea: en España está por editarse El caso Pasolini (2005), que el periodista Gianluca Maconi escribió tomando la muerte del cineasta, poeta y escritor asesinado en 1975 como punto de partida de un cómic periodístico en el que las viñetas no sólo relatan la crónica de su muerte sino que se asocian con una "caricatura" de la realidad.

Ya sea que las llamemos historietas o prefiramos la denominación reciente, siempre es interesante ver qué quedó de una obra original (novela o cuento) después de pasar por la imaginación y la creatividad del artista gráfico. En el caso de la mundialmente conocida novela de Ray Bradbury, Fahrenheit 451 (publicada en 1953, su versión fímica, dirigida por François Truffaut y estrenada en 1966, le dio una trascendencia que quizás el texto literario no habría alcanzado por sí solo), el trabajo hecho por Tim Hamilton debe calificarse de soberbio.

Hamilton se hizo muy conocido en Estados Unidos en los años 90 por sus trabajos como ilustrador para The New York Book Review, Cicada Magazine, King Features, entre otros; es autor de la serie de Pett Sitter, las Adventures of the Floating Elephant y, antes de adaptar la obra de Bradbury como novela gráfica, ya lo había hecho con La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson. Admirador de Egon Schiele, Hamilton admitió en un reportaje que nunca había pensado ser autor de cómics. Lo cual no impidió que, por lo menos en el caso de Fahrenheit, haya logrado llevar el género a las alturas de un Alberto Breccia al ilustrar y adaptar a H. P. Lovecraft o de un Bernie Wrighton y su singular versión del Frankenstein de Mary Shelley (con inolvidable prólogo de Stephen King).

Esta novela gráfica (así está denominada en la tapa por la editorial) se abre con un prólogo-introducción del propio Bradbury, de julio de 2009 (la fecha en que se publicó por primera vez esta adaptación en Estados Unidos, y que es un resumen del posfacio que Bradbury escribió, en febrero de ese mismo año, para una nueva edición de su novela), en el que sitúa la obra en el contexto de 1950-1953 (año en que se publicó por primera vez). Epoca de posguerra y de futurología, en algún momento algún personaje habrá de mencionar que lo que está ocurriendo es después de 1990 (como se recordará, los "bomberos" de esta historia ya no apagan incendios, ahora su tarea es la de quemar libros, y Fahrenheit 451 sería la temperatura a la que se quema el papel).

Después entran a tallar la imaginación y la capacidad de síntesis de Hamilton. Entre rojos, amarillos, negros y celestes violentísimos, transcurre esta historia que va creciendo a medida que se acerca al final. Sin tregua, con personajes que se quiebran o estallan en pedazos, como las casas y los libros incendiados, Hamilton reescribe Fahrenheit de una manera inolvidable, aun para el que no está acostumbrado a seguir una historia en cuadritos y con textos englobados. Guy Montag, Mildred y Clarisse McClellan cobran vida, realmente, y a veces parecen abandonar las dos dimensiones del papel, lo mismo que el fuego y el olor (sinestesia mediante) del querosene que asfixia. "Los buenos escritores tocan a menudo la vida", dice Faber, el cómplice del bombero Montag. Tim Hamilton, como ilustrador, también. Es más, la lectura de su versión puede llevar perfectamente a leer el original de Bradbury para hacer comparaciones que no serán, por fortuna, odiosas.

Esta obra es la primera sobre novela gráfica de la colección que inaugura Ediciones de la Flor. Como en los buenos libros de historietas, ya se anuncian los dos próximos títulos: Los dueños de la tierra, de David Viñas, y El extranjero, de Albert Camus.

© LA NACION

Fuente:
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1295488

Más información:
http://www.edicionesdelaflor.com.ar/productos/detalle/507/fahrenheit-451.html
.

Related Posts with Thumbnails
Con la tecnología de Blogger.
Subscribe with Bloglines
Add to Google http://www.wikio.es

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner




Add to Technorati Favorites

Disclaimer: Todas las marcas, logotipos, ilustraciones, fotos, videos y personajes, se reproducen con fines informativos y son copyright de sus respectivos autores, agencias, syndicates y/o compañías.

  ©Template by Dicas Blogger .