BLOGAZO DEL COMIC
Búsqueda personalizada

lunes, 15 de febrero de 2010

PYTHON - ENTREVISTA A SUS AUTORES (PARTE 2)

En esta ocasión tenemos el agrado de entrevistar al guionista Dave Silverberg, quien luego de tabajar en Editoria Columba, regresa junto a Sergio Ibáñez tras casi 15 años para continuar con las aventuras de uno de sus personajes más recordados: Python.

Después de Columba, ¿seguiste trabajando como guionista?

Me dediqué de lleno a desarrollar Mayday Comics, con la que publiqué cientos de revistas de todo tipo, pero casi ningún comic. De hecho, no escribí nunca más nada, lo que motivó el primer desafío y mis primeros temores cuando me puse a escribir “Python: La Santa Blanca”. Hacía 15 años que no escribía.

¿Y ahora que volviste al ruedo, qué planes tenés de acá en adelante?

No sé si volví al ruedo, porque se trata de hacer estos dos episodios y nada más. Claro que el gustito de escribir lo tengo, y ya escribí un posible episodio 4 y estoy escribiendo el tercero.
De todos modos, si no se puede seguir con Python, siempre tengo la chance de escribir sus aventuras como novelas. Eso es algo que siempre me gustó y nunca hice.

Sabemos que ahora es un buen momento (entre comillas) pa-ra publicar comic nacional en Argentina, porque lo que viene del exterior es bastante inaccesible, pero ¿por qué volver con Python ahora? ¿Por qué ahora y no antes o más adelante? ¿Qué pasó que dijeron tiene que ser ahora? ¿Y de quién fue la idea?

La idea de rescatar a Python la tuvimos siempre. Tanto Sergio como yo, cada vez que nos encontrábamos, hablábamos al respecto. Pero era más un deseo que otra cosa. Y se dio ahora porque él disponía de un poco más de tiempo y yo venía de 15 años sin escribir y eso me estaba matando. En realidad todo este proyecto no es más que parte de mi tratamiento psicológico, si no volvía a escribir, iba a enloquecer!!

Durante estos casi 15 años de ausencia del personaje, ¿se te siguieron ocurriendo historias para Python? ¿Cómo vive un guionista cuando una serie ya no se publica, pero su imaginación no se detiene? ¿Se puede pensar en otra cosa sin problemas?

Estaba demasiado “entretenido” haciendo crecer la editorial. Mi parte creativa la volqué ahí, pero no es lo mismo. Finalmente mi imaginación se detuvo, y para rescatar eso en mí, puse en marcha el regreso de Python de una vez por todas.

Bien, entonces dijeron “Volvemos”, pero ¿cómo se decidieron qué hacer? Es decir, posibilidades (reales y de las otras) hay miles, ¿cómo se elige entre hacer un libro, o una revista, y entre continuar la historia o comenzar de nuevo? ¿Cómo manejaron eso entre ustedes y qué quería cada uno?

En ese sentido Sergio y yo estamos muy sincronizados. Y prácticamente tuvimos el mismo concepto detrás del proyecto: nada de re publicar, ni recauchutar viejas historias. Tenía que ser algo totalmente nuevo. Y tenía que latinoamericanizarse, ser más autóctono. Tampoco tenía que empantanarse ni depender mucho de la historia de la serie. Tenía que ser un comic que pudiera disfrutarlo el viejo lector y un chico de 15 que jamás compró El Tony. Todo esto lo tuvimos claro muy rápidamente. Fueron desafíos no menores que tenía que resolver en el guión, y mi miedo era si después de 15 años yo estaba apto para todo eso. Por suerte no había perdido las mañas. La única diferencia con Sergio era que yo quería hacer un libro de más de 100 páginas y él no podía por sus compromisos con los tanos. Como editor, tuve que adaptarme a la realidad.

Y después de tantos años de tener historias que te dan vuelta por la cabeza, ¿cómo decís, “Okey, es esta y no otra”?

Hay dos tipos de ideas y, además, dos etapas para cualquier tipo de idea. Están las ideas más inspiradas, te vienen como un ataque y te cargan de adrenalina. Ni siquiera puede ser una historia, puede ser una imagen, o una sensación. Pero “eso” es tan fuerte y tan claro que sabés que va a funcionar. Hay otro tipo de ideas, menos visceral y más estudiada, más de fórmula (aunque yo no creo mucho en las fórmulas) donde podés prever más o menos que va a funcionar en determinado marco. Yo prefiero las viscerales. De todos modos, unas y otras, pasan de ese estado de semilla a la estructura narrativa y al guión (hay una decena de estadios intermedios, pero no voy a aburrirlos) Cuando ya estás en tres cuartos del guión ya sabés si ese guión es “ese” o es “otro más”. Por ejemplo: BIOT, el segundo episodio que aparecerá en Marzo, no es realmente el segundo guión, sino el tercero. El segundo guión lo terminé de escribir y lo deseché. Era una idea visceral que no cuajó cuando la escribí. Me llevó tres meses y no le encontré la vuelta. Entonces empecé otro guión de cero (Biot). Ese lo terminé de corrido en dos semanas y quedó redondito.

Suponemos que la primer página de un retorno es y era fundamental para vos, ¿siempre fue como la vemos ahora o le diste muchas vueltas buscando la mejor manera de empezar la historia?

Tenía esta disyuntiva: ¿Arranco el regreso como la historia de la serie se lo merece, o arranco bien comercial con acción y despliegue visual? Me incliné por respetar al personaje. Por eso arranca desde un punto lógico para el personaje, y por eso arranca tan abajo. A pesar de tener una estructura clásica y una apariencia comercial, este retorno de Python es más de autor de lo que pueda parecer. No hicimos ninguna concesión comercial. Preferimos arrancar “bajo” porque era lo mejor para la historia, aunque quizá no lo mejor para las ventas. Y creo que es la mejor entrada que podía tener. Fijate que la primer cosa que se dicen los personajes es “querido viejo amigo”. Y lo segundo son sus nombres. Es fácil de leer que el encuentro de los personajes es nuestro encuentro creativo y con los lectores. Y el rescate de Splinter a Python es el rescate de Sergio y yo, a la serie.

La revista viene con una historia breve (muy buena) de complemento. ¿Cómo surgió la idea de cerrar este primer número así?

Por casualidad. El comic originalmente iba a tener 24 páginas. Pero el guión era larguísimo. Lo achiqué y lo achiqué, pero seguía largo. Le dije a Sergio que se estire a 28 páginas, que nos íbamos a 32 con tapas. Finalmente lo sacamos de 32 pero le agregamos tapas más gruesas. Por lo tanto había que llenar 4 páginas más. Nosotros habíamos hecho un mini comic promocional de 4 páginas basada en un cuento mío, que salió publicado en la revista Club Play. Lo sumamos y quedó muy bueno. En BIOT serán 32 páginas de una sola historieta, porque va a tener mucho más despliegue gráfico.

En Mayo sale un segundo número. ¿Qué sigue después?

En principio, nada. Es decir, la lógica del mercado de comics da una venta que no permite pagar los costos. Hablo de producir acá, no de comprar una licencia. Eso es más barato, y es un negocio mucho más seguro, porque lo que estás comprando siempre es una marca cono-cida (Batman, X-Men, Pokemon, etc.). Por eso acá los comics argentinos duran dos números, o no les pagan a los dibujantes y coloristas, etc. La verdad es que los números no dan. Nosotros quisimos darnos el gusto de homenajear a nuestro más querido personaje con un trabajo profesional, esmerado, con mucha pila y que esté bueno. Eso lo logramos. Si Python # 2 no pierde plata o pierde muy poca, vamos a seguir. En ese caso, trataremos de ir de abajo hacia arriba, conquistando público con el boca a boca. Le tenemos mucha fe a nuestro trabajo. Y más allá de Python, siempre que estos comics no den pérdida, hay otras historias que quiero contar, y que podrían ser dibujadas por otros artistas. La idea siempre es contar aventuras con mixtura de géneros, con historias y guiones sólidos, clásicos, que te hagan pasar un buen rato sin subestimarte.Pero por ahora todo eso no son más que deseos. Se sabrá en Julio cuando tengamos los datos de las ventas de Python #2.

¿Hay algo que quieras agregar o comentar que no te hayamos preguntado?

Como dije antes, producir algo nuevo es prohibitivo. Simplemente los costos son más altos que las ventas. Es por eso que quiero rescatar a tres personas que se re pusieron las pilas con este proyecto: Sergio Ibáñez, Wally Gómez y Nahuel Ventura. Tengo la suerte de que Sergio es amigo mío, es un gran profesional y labura para Italia. Cobra en Euros pero se comprometió con Python y me cobró un precio argentino. Lo mismo que la gente de Blasón Studio, que labura para Estados Unidos. Si ellos no aportaban eso, esto directamente no se podía hacer.

Gracias Dave, muy amable y mucha suerte.

Más info:

www.pythonregresa.blogspot.com

.

Related Posts with Thumbnails
Con la tecnología de Blogger.
Subscribe with Bloglines
Add to Google http://www.wikio.es

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner




Add to Technorati Favorites

Disclaimer: Todas las marcas, logotipos, ilustraciones, fotos, videos y personajes, se reproducen con fines informativos y son copyright de sus respectivos autores, agencias, syndicates y/o compañías.

  ©Template by Dicas Blogger .